Leer, escribir, compartir

Leer, escribir, compartir

6/4/15

El guardián entre el centeno


Título: El guardián entre el centeno

Autor:  J.D. Salinger

Editorial: Edhasa

Págs: 274










Las peripecias del adolescente Holden Caulfield en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, muy lejos de la visión almibarada de la adolescencia que imperó hasta entonces, Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional, a la experiencia de la sexualidad más allá del mero deseo.



Opinión Personal

No podía dejar de leer todo un clásico de la literatura norteamericana, un libro que ha sido leído por casi todo el mundo y del que tantas opiniones se han dicho.

Así que lo cogí de la estantería, me  senté en el sofá y me enganché completamente a Holden Caulfield, el protagonista de 17 años, que nos habla directamente en la novela  y nos cuenta lo que le sucede durante 3 días en  Nueva York , después de ser expulsado una vez más de un prestigioso colegio. Faltan unos días para Navidades, no quiere enfrentarse a su familia y decide pasar estos 3 días perdido por las calles de Nueva York.
Holden me ha echo reir mucho con sus ocurrencias y su forma de hablar, a pesar de que nos muestra a un chico cínico, inseguro, inmaduro,totalmente desorientado sobre su futuro.
Un chico que unas veces se quiere comportar como un adulto y otras añora su niñez.
Se queja de todo el mundo, odia la falsedad de los adultos, critica e insulta a todo el que se cruza con él, pero resulta que acabas de leerlo y te das cuenta que Holden te resulta un personaje entrañable y que a cualquier adolescente de hoy en día le sería muy fácil identificarse con él.

La primera vez que se publicó fue en 1951. Ha sido censurado en muchos lugares y en otros ha sido y sigue siendo de obligada lectura.
Quizás la manera abierta con la que habla de la sexualidad, el vocabulario coloquial que utiliza, hizo que en aquella época algunos lectores se sintieran ofendidos.
Se convirtió en una novela contracultural  en la América conservadora de los años 50.

También ha ayudado a la fama del libro, las leyendas que se cuentan como que John Hinckey Jr.  después de intentar asesinar a Ronald Reagan en 1981, dijera estar obsesionado con este libro, y que el asesino de John Lennon declarase al ser arrestado "estoy seguro que la mayor parte de mí es Holden Caulfield, el resto de mí debe ser el diablo"


Os lo recomiendo, os váis a divertir leyéndolo, y cuando acabe echaréis de menos a Holden. Se lee enseguida y al fin y al cabo es un clásico no?

Frases del libro:

  • No sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se ha muerto. Sobre todo si era 100 veces mejor que los que siguen viviendo.
  • Eso es lo que tienen las chicas. En cuanto hacen algo gracioso, por feas o estúpidas que sean, uno se enamora de ellas y ya no sabe ni por donde anda.
  • ¡ Maldito dinero! siempre acaba amargándole a uno la vida
  • ¿ Quién necesita flores cuando ya se ha muerto? Nadie
  • Me paso el día entero diciendo que estoy encantado de haberlas conocido a personas que me importan un comino, pero supongo que si uno quiere seguir viviendo tiene que decir ese tipo de tonterías.


ya lo habéis leído? que os aparecido? cuéntamelo!!!









No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate y comenta! agradezco mucho lo que me aportéis.

Return to top of page