Leer, escribir, compartir

Leer, escribir, compartir

5/8/15

Distintas formas de mirar el agua




Título: Distintas formas de mirar el agua
Autor: Julio Llamazares
Editorial: Alfaguara
Págs: 191
Fecha publicación: Febrero 2015











" En medio de un paisaje hermoso y desolador, la muerte del abuelo reúne a todos los miembros de una familia. Junto al pantano que anegó su hogar hace casi medio siglo y donde reposarán para siempre las cenizas de Domingo, cada uno reflexiona en silencio sobre su relación con él y con los demás, y sobre cómo el destierro marcó la existencia de todos ellos.
Desde la abuela a la nieta más pequeña, desde el recuerdo de la aldea que los mayores se vieron obligados a abandonar a las historias y pensamientos de los más jóvenes, esta novela es el relato coral de unas vidas sin vuelta atrás, un caleidoscopio narrativo y teatral al que la superficie del pantano sirve de espejo.
No existe una única forma de mira el agua, pero el sentimiento de desarraigo, de exilio definitivo, ha permeado gota a gota en esta familia, generación tras generación. Tal vez porque ningún lugar duele tanto como aquel al que jamás podrás volver si no es desde el recuerdo o una vez muerto. Pero lo importante es regresar, como Ulises a Ítaca. No importa cómo ni de qué forma".




Tengo que agradecer que este entrañable libro haya caído en mis manos a un primo que el día de mi cumpleaños y sabiendo lo mucho que me gusta leer, me lo regaló. Has acertado de lleno porque ha sido un placer de lectura. Gracias

17 capítulos forman esta novela, cada uno lleva el nombre de un miembro de la familia (menos el último, que es de alguien ajeno a ellos) que nos relata en primera persona, como un monólogo interno, los sentimientos que les causa el lugar donde se encuentran esparciendo las cenizas del abuelo Domingo y los recuerdos que tienen de su relación con él. Vemos como cambia la forma de ver un mismo suceso, de una persona que lo vivió en primera persona como puede ser la abuela y la mirada de los más jóvenes que saben más por lo que les han contado y lo ven con otra mentalidad. Gracias a estos testimonios podemos saber cómo fue Domingo, cómo era su caracter. Sin que el hable en ningún momento en la novela (puesto que asistimos a su fallecimiento) es el personaje que mejor retratado está, al que más podemos llegar a conocer.

Inmensas montañas, una gran pantano, para algunos de ellos un lugar de una belleza extraordinaria, para otros un lugar triste, desolador.

Una novela que nos habla de la huella que deja en nuestros corazones el lugar que nos vio nacer, donde crecimos, donde jugamos, donde nos casamos... que nos habla del destierro, de los sentimientos que produce el que no puedas volver a ese lugar del que sientes que formas parte porque te lo han quitado, no existe. Como le sucedió a éstas y tanta familias que fueron obligadas a abandonar el valle leonés por la construcción del pantano de Pomar.

Una novela conmovedora, llena de sentimiento, emotiva en cada palabra, desde el comienzo tuve un nudo en la garganta, al borde de las lágrimas durante su lectura.
Muy fácil de leer, con un estilo poético que nos trasmite sentimientos y emociones. ¿Sencilla? sí, y quizás por esa enorme sencillez en sus palabras, maravillosa.

Para mí ha sido una lectura muy especial y cercana porque según lo leía, veía reflejados a mis abuelos. Tengo la suerte de tenerlos aún compartiendo mi vida y afortunadamente mis hijos han podido conocerles y vivir con ellos experiencias para poder tenerles ya para siempre en sus recuerdos.
Les he visto reflejados en esa historia de amor, de toda una vida juntos, desde niños, una vida de lealtad y entrega. Hay una frase en el libro que dice "se quisieron toda la vida sin decírselo posiblemente ni una sola vez" y me recuerda lo que mi abuela me ha dicho tantas veces "hija, tu abuelo nunca me ha dicho te quiero, ni me ha regalado nunca nada, pero no me ha hecho falta para saber lo mucho que me quiere". Para ellos no son las palabras las que demuestran el amor, seguro que les hubiera gustado oírlo, pero la dedicación de toda una vida, la fidelidad, el respeto, eso es lo importante.
Les he visto reflejados en esa gente de clase media española, sencilla, justa, humildes y honrados. Con grandes valores humanos, para mí son una referencia en este mundo en el que parece se han perdido estos valores fundamentales  o se han cambiado por otros más superficiales.
Mis abuelos también tuvieron que dejar la tierra donde nacieron, se casaron y tuvieron a sus hijos. En su caso fue por trabajo como mucha gente durante la posguerra, pero ellos han tenido la suerte de poder pasar cada verano allí, de enseñarnos los lugares donde jugaron, las casas donde vivieron, volver a oler el olor de su tierra que huele de una manera especial. No quiero imaginarme lo que sentirían si no hubieran podido volver nunca más.

Perdonar porque me he desviado un poco del libro, pero estos son los sentimientos que me ha producido su entrañable lectura.

Una joya con un final bellísimo

No será el último libro que lea de este escritor, después de esta emotiva lectura me apetece conocer un poca más de su obra.

Os dejo un enlace a un vídeo en el que el propio escritor comenta lo que pasó con estos pueblos cuando se construyó el pantano de Pomar. Está muy bien, es muy interesante, y creo que no está nada mal que nos documentemos un poco sobre lo que leemos.

 https://youtu.be/wOmadU5wUPM

¡ Te animo a disfrutarlo! son tan reales los sentimientos que es imposible resistirse a este bonito libro.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Anímate y comenta! agradezco mucho lo que me aportéis.

Return to top of page