Leer, escribir, compartir

Leer, escribir, compartir

23/9/15

Recordando a Pablo Neruda


Pablo Neruda, poeta y escritor chileno, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1971. Considerado como "el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma".

Nació un 12 de julio en Parral, Chile y falleció un 23 de septiembre de 1973 como consecuencia de un cáncer de próstata.

Nada mejor que unos poemas suyos para recordar a este gran escritor.

Soneto LXVI

No te quiero sino porque te quiero
y de quererte a no quererte llego
y de esperarte cuando no te espero
pasa mi corazón del frío al fuego.

Te quiero sólo porque a tí te quiero,
te odio sin fin, y odiándote te ruego,
y la medida de mi amor viajero
es no verte y amarte como un ciego.

Tal vez consumirá la luz de enero,
su rayo cruel, mi corazón entero,
robándome la llave del sosiego.

En esta historia sólo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego,

Amor

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.
Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!
Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más
                     y más.

El desvío                                                                       

Si tu pie se desvía de nuevo,                                           
será cortado.

Si tu mano te lleva
a otro camino
se caerá podrida.

Si me apartas de tu vida
morirás
aunque vivas.

Seguirás muerta o sombra,
andando sin mí por la tierra.

Poema 19

Niña morena y ágil, el sol que hace las frutas,
el que cuaja los trigos, el que tuerce las algas,
hizo tu cuerpo alegre, tus luminosos ojos
y tu boca que tiene la sonrisa del agua.

Un sol negro y ansioso se te arrolla en las hebras
de la negra melena, cuando estiras los brazos.
Tú juegas con el sol como un estero
y él te deja en los ojos dos oscuros remansos.

Niña morena y ágil, nada hacia ti me acerca.
Todo de ti me aleja, como del mediodía.
Eres la delirante juventud de la abeja,
la embriaguez de la ola, la fuerza de la espiga.

Mi corazón sombrío te busca, sin embargo,
y amo tu cuerpo alegre, tu voz suelta y delgada.
Mariposa morena dulce y definitiva
como el trigal y el sol, la amapola y el agua.

Soneto XLV

No estés lejos de mí un solo día, porque cómo,
porque no sé decirlo, es largo el día,
y te estaré esperando como en las estaciones
cuando en alguna parte se durmieron los trenes.

No te vayas por una hora porque entonces
en esa hora se juntan las gotas del desvelo
 y tal vez todo el humo que anda buscando casa
venga a matar aún mi corazón perdido.

Ay que no se quebrante tu silueta en la arena,
ay que no vuelen tus párpados en la ausencia: 
no te vayas por un minuto, bienamada,

porque en ese minuto te habrás ido tan lejos
que yo cruzaré toda la tierra preguntando
si volverás o si me dejarás muriendo.

Seguir leyendo




22/9/15

Sorteo conjunto

Buenos días a todos, os vengo a informar de un sorteo conjunto que hacen el blog El frikimundo de Carly y el blog Entre el infinito y el instante. Yo me animo a participar, tenéis tiempo así que poneros manos a la obra y suerte para todos.
Para que tengáis toda la información pinchar en la imagen y encontraréis las bases para participar.




Seguir leyendo




18/9/15

La Chica Del Tren



Título: La Chica Del Tren
Autora: Paula Hawkins
Editorial: Planeta
Año publicación: 2015
Págs: 493










"¿ Estabas en el tren de las 8:04? ¿ viste algo sospechoso? Rachel, sí.
Rachel toma siempre el tren de las 8:04. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas...y la misma parada en la señal roja. Son sólo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿ Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?.
Tú no la conoces. Ella a tí, sí.


La autora

Nacida y criada en Zimbabwe, se mudó a Londres en 1989, lugar en el que reside.
Periodista económica, hace seis años dejó la prensa para dedicarse a los libros, escribió cuatro libros de novela románticas que firmó bajo seudónimo y uno sobre consejos financieros.





Aquí os dejo mis impresiones sobre este libro del cual se ha hablado mucho este verano y que nos ha tocado leer este mes de septiembre en la lectura conjunta de  quelibroleo. Unas veces se acierta otras no. Para mí en este caso, un libro del que se puede pasar totalmente. Sí, sí, el fenómeno literario de los últimos meses....cada vez más convencida de que no sólo porque algo se venda como " churros" tiene que ser bueno. Lo que una muy buena campaña de marketing es capaz de hacer con algo normalito, en este caso, con este libro.

Nos encontramos con tres narradoras que nos hablan en primera persona, Rachel, Anna y Megan. Cada capítulo lleva el nombre de una de ellas según nos van contando su punto de vista. Tres mujeres, tres puntos de vista con la misma mentalidad, tremendamente parecidas, me resultaba monótono y repetitivo. Mujeres aburridas, frustradas, decepcionadas...según pasaban los capítulos pensaba si no me había equivocado y en lugar de un thriller estaba leyendo una novela dramática sobre la desastrosa vida de tres mujeres. Y los hombres que aparecen igual de odiosos, la verdad que ningún personaje despierta tu empatía. En realidad no tienes porque sentirte identificada con algún personaje para que te guste el libro, a veces los personajes son desagradables y eres incapaz de sentir nada hacia ellos, pero los de este libro para mí han sido poco creíbles, en ocasiones hacían o decían cosas tan absurdas que te resultaba inconcebible.


De lectura fácil con una prosa bastante simple. Una trama sin mucha tensión, predecible, que hace aguas por muchos sitios, un thriller bastante flojo. Pensé que quizás no sería tan mala detective porque lo único que me animó a seguir era saber si había acertado con el final y bingo! acerté. No tiene una trama compleja que te vaya a dejar con la boca abierta, no esperes eso...


La verdad es que hay excelentes novelas de intriga que se publican cada año, tanto por la calidad literaria como por tramas complejas, que hace que no acabe de entender cómo este libro ha podido vender tanto, cómo se ha elegido para hacer tal campaña de marketing y hacer que sea un éxito de ventas.


Si buscas un libro para entretenerte sin esperar nada más, sin grandes pretensiones, léelo, te gustará. Ahora si buscas una gran novela de intriga, con tramas complejas, y una prosa brillante, no tomes este tren y dejalo pasar.


Esta es mi opinión como simple lectora, un libro que se lee rápido y lo olvidas más rápido todavía. 





Seguir leyendo




6/9/15

Marcos Giralt Torrente

















Nace en Madrid en 1968, hijo del pintor Juan Giralt, nieto del escritor Gonzalo Torrente Ballester, una familia de artistas. Se licenció en Filosofía, ha trabajado como crítico literario en el periódico El País.
Su primer libro fue el volumen de relatos Entiéndame ( Editorial Anagrama, 1995), aunque la celebridad no le llegó hasta 1999 cuando ganó el Premio Herralde de Novela con su novela París. Nada sucede solo (1999) y  Los seres felices (2005) fueron otros de sus libros. En el 2011 gana el Premio Nacional de Narrativa con su novela Tiempo de Vida con la cual también obtuvo el Premio Strega Europeo, un galardón de gran prestigio y larga trayectoria en Italia. Con su libro de relatos El final del amor fue ganador del Premio Internacional de Narrativa Breve Rivera del Duero. Sus novelas han sido traducidas al alemán, portugués, italiano y francés.

Creció rodeado de libros, discos y  cuadros, en la que lo más normal era dedicarse a un oficio artístico, por lo que no tuvo problemas cuando les dijo que quería ser escritor. Un maestro importante al que admira y  con el que tuvo mucha relación por ser amigo de su madre fue el poeta José Bergamín.

En una entrevista realizada por Agenda Urbana dijo que siempre escribe con música, Tiempo de vida fue escrito con la banda sonora que iluminó los últimos días con su padre, los discos que escuchaban durante la enfermedad de éste, predominando la canción francesa que le gustaba particularmente. Algunos de estos discos que le hicieron compañía mientras escribió fueron Django Reinhardt, Bob Dylan, Tom Waits, J.J.Cale, Eric Clapton, Georges Brassens, Leonard Cohen, Portabales...

Grandísima literatura.  



Seguir leyendo




Return to top of page