Leer, escribir, compartir

Leer, escribir, compartir

12/10/15

Jane Eyre de Charlotte Brontë

T
Título: Jane Eyre
Autora: Charlotte Brontë
Editorial: Alianza
Págs:644


"Dueña de un singular temperamento desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela  Lowood, Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall para educar a la hija de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red ente ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio."

Charlotte Brontë, nació en 1816, hija de un pastor protestante, perdió a su madre cuando tenía 5 años y fue atendida junto a sus hermanos por una tía. Le tocó vivir en la sociedad inglesa del siglo XIX, donde la mujer no tenía cabida en el mundo intelectual, el papel de la mujer era el de ama de casa, institutriz, ama de llaves o maestra. Charlotte fue una mujer adelantada a su época, como el personaje de este gran libro. Por todo ésto tuvo que publicar esta novela con el seudónimo de Currer Bell, los críticos especulaban si el autor del libro era hombre o mujer, en una carta que envió a un crítico le decía 
" A sus ojos no soy ni hombre ni mujer, soy un escritor. Y éste es el único principio en el que usted tiene que basar su derecho a juzgarme y el único bajo el cual voy a aceptar su juicio." 
Os dejo un fragmento de una carta que le envió el poeta Robert Southey a Charlotte, un poco antes de ser publicado Jane Eyre, para que veáis los prejuicios que se tenían sobre las mujeres fuera de lo que se consideraban sus deberes:
" Literature cannot be the business of a woman´s life, and it ought not to be."
Traducido más o menos es que 
"la literatura no puede ser la ocupación en la vida de una mujer, y no debería serlo." 
Charlotte murió de tuberculosis como sus hermanas en 1855.


Uno de los puntos para cumplir el reto literario de librópatas, es leer un clásico y me decidí por esta maravillosa obra de Charlotte Brontë. ¿Quién no conoce a Jane Eyre, quién no ha oído hablar de este gran clásico? la mayoría seguro ya lo habéis leído, yo todavía no había tenido esa suerte y ya me llegó. No creo que pueda aportar mucho más a todo lo que se ha dicho de esta joya literaria desde su publicación en 1847, tan sólo quiero dejar plasmado lo que yo he sentido cuando lo leía. Lo bueno que tienen los retos es que al intentar cumplirlos te topas con lecturas espectaculares...
Con los clásicos me pasa que o bien algunos los odio y no puedo ni acabarlos o bien se quedan conmigo para siempre, como es el caso de Jane Eyre, conmigo para siempre.

Un libro que ha inspirado varias adaptaciones de películas, obras de teatro, musicales, una de las mejores obras de la literatura inglesa. Fue publicado en 1847, el mismo año que se publicó también "Cumbres borrascosas" de su hermana Emily y desde entonces a través de diferentes épocas, culturas y generaciones se ha seguido leyendo, ha seguido interesando y sigue enamorando. 

Una chica humilde, un hombre adinerado, una pasión y un secreto, estos son los ingredientes básicos con los que está desarrollado este magnífico libro. Puede sonar a una típica novela romántica, pero nada más lejos. Ni me ha parecido que sea una historia típica, por la forma tan deliciosa de contarla, ni creo que sea una novela para encasillarla sólo en el género romántico.

Te enamoran sus personajes, desde los principales como los secundarios, todos están maravillosamente construidos. Por supuesto Jane, la protagonista, que sin ser una belleza posee un carácter que la hace única. Decidida, no dada a hacer las cosas pensando en complacer a los demás, ni en ser sumisa de nadie, pasional, inteligente....he disfrutado con la evolución de su personaje, como va superando las barreras que la vida le pone y como gracias a sus méritos y sus decisiones logra alcanzar la felicidad, no quiero decir que siempre haya estado de acuerdo con ella, pero eso es lo de menos para admirarla. Siempre luchando entre la conciencia y los sentimientos, entre sus deseos y los principios. Este carácter de la protagonista, adelantada a su época, escandalizó mucho cuando fue publicado, entre otras cosas por la visión independiente que se da de la mujer. 
También tenemos a la vanidosa niña Adéle, a las primas Mary y Diana, y como no el poco convencional, pero inolvidable señor Rochester, un hombre que al principio se nos muestra seguro de si mismo, decidido, fuerte, pero que una vez desenmascarado nos encontramos con sus debilidades y errores. 


La historia de Jane Eyre es contada en primera persona a través de la voz y pensamientos de la protagonista, dirigiéndose directamente al lector en muchas ocasiones, como invitándonos a reflexionar con ella, o juzgar sus decisiones. Con este recurso, hace que los lectores nos empaticemos más, nos parezca más real la historia, como si participáramos en ella.
Brillantemente escrito, con diálogos extraordinarios llenos de ingenio, agudos e irónicos. Bellas descripciones que hacen que te imagines paseando por los jardines junto a  Jane o recorriendo cada habitación de Thornfield, o sentada frente a esas grandes chimeneas. Son casi 700 páginas, pero no se me ha hecho una lectura pesada en ningún momento, todo lo contrario ha sido agradable y bonita, cautiva al lector como sólo los buenos libros saben hacerlo.

Hay pasajes en los que de una manera realmente ingeniosa critica por ejemplo la diferencia de géneros:
"Se supone que las mujeres hemos de ser serenas por lo general, pero nosotras tenemos sentimientos igual que los hombres. Necesitamos ejercitar nuestras facultades y necesitamos espacio para nuestros esfuerzos tanto como ellos. Sufrimos restricciones demasiado severas y un estancamiento demasiado total, exactamente igual que los hombres. Demuestra estrechez de miras por parte de nuestros más afortunados congéneres el decir que deberíamos limitarnos a preparar postres y tejer medias, tocar el piano y bordar bolsos."

El capítulo final es precioso, es verdad que puede parecer como un "cliché romántico", el que todo acabe bien, pero es el final que página tras página los lectores estamos esperando. No es lo que sucede lo que le hace especial, sino los diálogos, la manera de contarlo lo que lo hace diferente a los clásicos finales felices.

Os invito a todos a que entre nuestras lecturas contemporáneas, hagamos un hueco a los grandes clásicos, ya que indiferentes no nos van a dejar.

Una muy buena elección como lectura de otoño. Sin duda uno de mis mejores libros leídos este año.








1 comentario:

  1. ¿700 páginas? No sabía que fuera tan grande... pero bueno, da igual, creo que podría gustarme así que lo leeré :-)
    Besos.

    ResponderEliminar

¡Anímate y comenta! agradezco mucho lo que me aportéis.

Return to top of page